Saltar al contenido

¿Has oído hablar de la odontología conservadora? 

Odontología conservadora

¿Has oído hablar de la odontología conservadora? Seguro que el término ya te da alguna pista. Y es que conservar el diente es clave para disfrutar de una salud bucodental de mayor calidad a lo largo de nuestra vida. En este sentido, la extracción del diente es el último recurso al que acuden los especialistas, ya sea restaurando tejidos deteriorados por culpa de una caries o sellando zonas dañadas mediante empastes, endodoncias, etc. 

En este post, detallamos todo lo que la odontología conservadora puede hacer por los pacientes, así como los tipos de tratamientos que existen. ¡Toma nota!

¿Cuándo acudir a la odontología conservadora? 

Los especialistas utilizan la restauración como técnica conservadora, sobre todo en casos donde la buena alimentación o los buenos hábitos higiénicos brillan por su ausencia. Estas situaciones son perfectamente evitables si acudimos al dentista desde edades tempranas y creamos buenos hábitos y rutinas para cuidar nuestra salud bucodental. 

No obstante, los factores hereditarios también juegan un papel fundamental. De hecho, numerosos estudios concluyen que la aparición de afecciones como la caries o la periodontitis también está relacionada con la genética, ya sea por una malformación dental o mandibular en la etapa fetal, por una función protectora de la saliva ineficaz, así como por culpa de las bacterias que viven en nuestros dientes.

Sea como fuere, la odontología conservadora es la mejor aliada para evitar que el problema crezca y acabemos por perder una pieza dental. 

Técnicas de restauración

Reconstrucciones, fundas y coronas, incrustaciones… La odontología conservadora se vale de diferentes técnicas para reparar lesiones dentales y devolverle al diente su funcionalidad. Las más comunes son: 

  • Obturaciones o empastes, con las que es posible rehabilitar la pieza afectada en una sola sesión rellenando las cavidades producidas por la caries. Para ello, se utilizan diferentes materiales como composites, porcelana, resinas… 
  • Endodoncias. Esta fórmula conservadora elimina el tejido pulpar inflamado o necrótico, limpiando el interior del diente para realizar un posterior sellado tridimensional del espacio donde previamente se encontraba el nervio. Gracias a esta técnica, es posible conservar el diente sin dolor, y es la alternativa más adecuada cuando la pulpa del diente está dañada de forma irreversible como consecuencia de una caries, traumatismo dental o por extensión de una infección periodontal.  

En Clínica Dental Padrós nos avala una amplia experiencia en el campo de la odontología conservadora, y ponemos todos nuestros recursos humanos y materiales a tu alcance para ofrecerte el mejor servicio bucodental. ¡Llámanos y estudiaremos tu caso!

Abrir chat
1
Hola, bienvenido a Clínica Dental Padrós
¿En qué podemos ayudarte?