Saltar al contenido

Higiene Dental

Imagen destacada de higiene dental

Siempre se nos recomienda en la consulta de nuestro dentista, y en las publicidades de muchos artículos de limpieza bucal y dental. Es fundamental mantener una buena higiene dental para mantener unos dientes sanos. Sin embargo muy pocas veces se nos explica cómo determinar si en realidad tenemos o no una buena higiene dental. A continuación te explicaremos y detallaremos aquí,  la importancia de mantener una correcta higiene. Además de los problemas que podrían ocasionarse por una falta de esta.

¿En qué consiste una buena higiene dental?Un tubo de pasta de dientes, con el que realizaremos la higiene dental.

Mantener una buena higiene dental es clave para evitar contraer enfermedades, infecciones o complicaciones que afecten a la salud de su boca y dientes. Dichas afecciones podrían distorsionar la estética de su sonrisa e incluso perjudicar la función básica de los dientes (ayudar en la correcta ingesta de alimentos). Incluso te ayudará a largo plazo evitando la pérdida de los dientes.

 

Una vez señalados los aspectos básicos que indican que tenemos una buena salud bucal, es necesario enseñar cómo puedes asegurarte de cumplir con dichos aspectos. Te indicamos los hábitos básicos de limpieza dental y bucal que te ayudarán a mantener una buena higiene dental. Si deseas obtener mayor información sobre dichos hábitos, no dudes que en Clínica Dental Padrós Muntaner te ayudaremos en la correcta cumplimentación de las técnicas para tener una buena salud bucal.

Principales aspectos establecidos por los expertos

  • Los dientes se mantienen limpios y en ellos no se encuentran restos de alimentos.
  • Las encías deben tener un color rosado, y su tamaño debe ser proporcional en comparación con el resto de la boca. No deben verse rojizas o hinchadas, mucho menos deben sangrar con el cepillado; si esto sucede, se debe consultar al odontólogo. Puede ser un síntoma de gingivitis u otras complicaciones más graves.
  • No debe haber un mal aliento constante, es decir, no debe sufrir frecuentemente de mal olor en su cavidad oral. Es normal tener mal aliento cuando se acaba de despertar o justo después de ingerir alimentos. Este olor debería desaparecer después de cepillar sus dientes o utilizar enjuague bucal. Si este no es el caso, consultar al odontólogo es recomendable. El mal aliento puede ser síntoma de ciertas afecciones bacterianas.

 

Cómo mantener una correcta higiene dental

Un chico y una chica con el cepillo de dientes en la mano, a punto de realizar su higiene dental.Existen 4 hábitos básicos para mantener tus dientes y boca sanos. Estos son: el cepillado, el uso de hilo dental, el enjuague bucal  y la visita periódica al dentista.

Cepillado

El cepillado con pasta dental es el hábito más común. Sin este, es imposible hablar de una buena higiene dental. La comunidad de odontólogos mantiene el criterio unísono de que el cepillado debe hacerse como mínimo 2 veces al día, considerando una cantidad óptima de 3 veces al día.

La discusión actual está en el momento que deben hacerse. Existe un criterio que considera que el cepillado debe realizarse después de cada comida importante.  Hay otro que señala debe hacerse cierto tiempo antes de cada comida. Consulta con tu dentista para que, junto a él o ella, decidas a cuál criterio acogerte.

Como realizarlo correctamente

La correcta técnica exige que el cepillado se realice: en la cara frontal de los dientes, en la superficie masticadora de ellos, en la cara interna de las mejillas, las encías, el paladar y la lengua.
Al momento de cepillarte los dientes recuerda utilizar una cantidad de pasta dental razonable. Se debe cambiar el cepillo de dientes cada 2 o 3 meses. Una buena forma de saber que debemos cambiar el cepillo es por el estado de las cerdas, si estas ya no mantienen la posición recta y erguida que tienen originalmente, el cepillo no tendrá la misma eficacia que en el momento de su adquisición.

Hilo dental y Enjuague Bucal

Se recomienda utilizar hilo dental y enjuague bucal por lo menos una vez al día. El hilo dental debe usarse en los espacios que existen entre los dientes para asegurarnos que no quedan restos de comida. Se recomienda que se use después de la última sesión de cepillado del día, ya que es el momento en el que más restos acumulados pueden haber. El enjuague bucal es bueno para reducir la flora bacteriana. Se recomienda no utilizar enjuagues que contengan alcohol, puesto que se ha comprobado que pueden contribuir al cáncer bucal.

Se aconseja ir a tu consulta y hacer una revisión general con el odontólogo por lo menos una vez al año, siendo cada 6 meses una frecuencia mas óptima. En estas visitas es común que se recomienden limpiezas a fondo por el odontólogo con equipos especiales, con lo que nos aseguramos de mantener tus dientes libres de sarro. A su vez, con estas visitas te aseguras una revisión general con la que podremos detectar de manera temprana cualquier afección que pudiera presentar problemas y complicaciones de no ser tratada a tiempo; como una caries.

Una chica realizando su higiene dental con hilo dental

Problemas que puede ocasionar una mala higiene

Entre los problemas que se pueden ocasionar por una mala higiene bucal y una mala limpieza dental podemos observar las siguientes afecciones: formación de sarro, desarrollo excesivo de placa bacteriana, gingivitis, caries, periodontitis y la halitosis (de esta última hablaremos con mayor profundidad, dada su gravedad).

La halitosis y su tratamiento

La halitosis es el nombre dado al mal aliento u olor desagradable proveniente de nuestra boca. En términos técnicos no es una enfermedad o afección, es un signo clínico. Debe tomarse como una señal a problemas o afecciones más complicadas o dañinas. Para ello debemos señalar que existen dos tipos de halitosis, la halitosis oral, y la extraoral.

Halitosis Oral

La halitosis oral es la más común y en la mayoría de los casos es la menos perjudicial. Se origina dentro de la cavidad bucal y es causada mayoritariamente por acumulación excesiva de placa bacteriana en lugares como la lengua, sin embargo también puede estar relacionada a enfermedades periodontales, infecciones o caries.

Halitosis Extraoral

La halitosis extraoral se origina fuera de la cavidad bucal. Es la que se presenta en la menor cantidad de casos. Puede estar causada por enfermedades más graves, relacionadas al sistema respiratorio, al tracto digestivo, o enfermedades hepáticas o renales.
Si la halitosis persiste a los hábitos básicos de higiene dental, es cuando se percibe una señal de alarma. Si sucede debemos acudir a nuestro dentista para que determine la causa del mal aliento y establezca un tratamiento a seguir.

Tratamiento de la halitosis

El tratamiento de la halitosis está destinado a la reducción de la placa bacteriana y la eliminación de cualquier sustancia o elemento maloliente. Dicho tratamiento comúnmente comprende una limpieza profesional a fondo de la cavidad oral. También se nos darán instrucciones para que realizemos nuestra correcta higiene en casa. Estas comprenden: cepillado correcto, limpieza completa de la lengua y el uso de enjuagues bucales. Es probable que también se indique la utilización de agentes antimicrobianos, como el lactato de zinc.

Para obtener más información sobre estudios de higiene que te recomienda clpadros.es puedes dirigirte aquí.

¡Mejora tu higiene dental con este tratamiento!

Realizando una Limpieza Dental
Limpieza Dental
Abrir chat
1
Hola, bienvenido a Clínica Dental Padrós
¿En qué podemos ayudarte?